parte4

La Guía Esencial para hacer tu Web Empresarial • Parte 4

Hoy día contar con una Web Empresarial es una necesidad básica en cualquier negocio.

8 MINUTOS DE LECTURA

Colabora activamente con tu equipo de desarrolladores para lograr una Web que sea tu carta de presentación al mundo… De eso y un poco mas te platicaremos en la entrega final de esta guía.

Repasando, en la segunda y la tercer parte de esta guía te platicamos sobre qué aspectos tener en cuenta cuando reclutamos a un Equipo de Desarrollo para nuestra Web. Así mismo, en la primera entrega hablamos de cómo definir y comunicar los objetivos de tu Web Empresarial. 

¡Continuemos!


Paso V: Aterriza tu idea en conjunto

No está de mas recordarte que como con cualquier empresa, debes de cumplir con los requerimientos de arranque que se hayan acordado (anticipos, información, juntas, etc.) con el equipo de desarrolladores que hayas escogido. De esta manera aseguras que las fechas acordadas en la propuesta se cumplan y tu web esté mas que lista en el momento que la necesitas.

Cumplidos estos requerimientos, el proceso de creación de tu web es el siguiente:

  1. Definir el proyecto.
  2. Validar las interfaces.
  3. Construir el Producto.
  4. ¡Despegar!

Ahora te platicamos sobre cada uno de ellos.

1. Definir el proyecto.

El primer paso es tener una entrevista a fondo con los arquitectxs de software y diseñadorxs de experiencia humana. Esta entrevista inicial servirá para pulir a fondo tu idea y poderla traducir a un producto final. Debes estar preparadx para que los primeros días de trabajo el equipo de desarrolladores esté muy cerca de ti (al menos, así debería de ser).
Esto es porque en esta etapa se tienen que definir las reglas de operación y los contenidos de tu sitio. Es una muy buena práctica que tú, junto a tu equipo de desarrollo, construyan el Mapa del Sitio, el cual es un plano que delimita las secciones que componen tu página.

Dependiendo de la complejidad de cada sección, tu desarrollador decidirá si hace o no una maqueta que ilustre la funcionalidad que se planea programar para cada sección de la pagina. Esto es lo que se conoce como mock-up, y sirve sobre todo en proyectos complejos y de largo alcance.

Otros documentos que se pueden generar en ésta fase son el diagrama de tecnología o el diagrama entidad-relación. Ambos son documentos técnicos de gran ayuda para aterrizar reglas de negocio y operación de tu web; de igual manera,  aplican principalmente para proyectos complejos y/o de largo alcance.

Finalmente, debes de facilitar desde el primer momento el manual de identidad de tu empresa. Lo sugerimos así para que los diseñadores de interfaces junto a los de experiencia humana puedan entender el lenguaje gráfico que utiliza tu empresa y lo incorporen a tu proyecto.

2. Validar las interfaces.

Con la información recabada en la etapa de definición del proyecto  (entrevistas iniciales, mapa de sitio, manual de identidad de tu empresa y diagramas o mock-ups relevantes), lxs diseñadorxs de experiencia humana y de interfaces desarrollarán una propuesta gráfica y de uso para tu web.

Este momento es cuando debes facilitar al equipo de diseño al menos un avance de los contenidos que necesitas presentar en su web. Y es en este momento porque necesitan desarrollar la mejor estrategia humana para presentar tu contenido de manera impactante.

Es imperante que la propuesta que desarrollen entienda tu marca y la traduzca en gráficos que hagan que tu público se emocione con tus servicios o productos. Para aumentar tus ventas, este es quizá el punto mas crucial, y aunque muchos desarrolladores te prometen expertise, hemos visto que es muy fácil que no lo consigan si no cuentan con un diseñador de experiencias dentro del equipo.

Llegado el momento, el equipo de desarrollo te mostrará vistas previas de cómo se verá y sentirá tu página. En este momento te solicitarán los contenidos finales que se presentarán en tu web, (la historia de tu negocio, tu visión, tu misión, tu catalogo de productos, videos de presentación, etc). La calidad de contenidos en tu sitio es enteramente tu responsabilidad (a menos que hayas decidido que alguna empresa o el mismo equipo de desarrollo los cree, con su respectiva inversión), los developers solo harán que cobre vida tu idea.

Cuando no haya dudas de lo que logrará tu página, cuando los developers tengan todos los contenidos aterrizados y estén definidas las interfaces de tu página, es momento de relajarse y disfrutar haciendo tu idea realidad, solo te queda…

Paso VI Espera… activamente (colabora)

¿Qué quiere decir esperar activamente?
Como te platicamos en el punto anterior, para estar en este paso, tu y los desarrolladores ya tienen un entendimiento completo del proyecto a desarrollar, por tanto no se necesitan mas reuniones de validación. Recuerda que cualquier cambio en esta etapa implica costos de desarrollo.

Al igual que en la construcción de una casa, una vez que se construye, digamos, la cocina, no la puedes cambiar de lugar sin tirar paredes y ductos. Hacer un cambio de este tipo en una casa implica costos en material, tiempo y talento; de igual manera, implica costos en el desarrollo de software. Para que esto no pase, te recomendamos esperar activamente, que implica tener juntas semanales o quincenales con los desarrolladores para revisar avances.

3. Construir el Software.

Durante esta etapa, el equipo de desarrolladores te podría solicitar  información o contenido, probablemente detalles mínimos y te buscarán para mostrarte avances en el proyecto. Un buen equipo de desarrollo buscará programar reuniones para avances (esto se incluye desde la calendarización del proyecto). De no programar reuniones de avance dales tiempo para trabajar, sin dejar pasar mas de 15 días sin hacer contacto.

Dependiendo de la metodología de trabajo de tus desarrolladores, podrán tener resultados pequeños rápidamente, cada semana o quincena. O bien, en otras metodologías habrán resultados más completos pero en periodos de tiempo más largos, mensualmente por ejemplo.

Si tu página es muy sencilla y sólo tiene contenidos estáticos (ve nuestra entrada de blog para aprender la diferencia entre estático y dinámico), no debería llevar más de dos semanas construirla si ya les has entregado todo el contenido de la misma.

Para las plataformas con páginas dinámicas el tiempo puede ser muy variable, pues depende de la complejidad del sistema y de la herramienta a utilizarse para desarrollar. Pero también, por ser dinámica, el equipo de developers trabajará junto a ti para aterrizar todas las dudas de tu modelo de operación.

Tip: Cuidar tus pagos y tenerlos al corriente es la mejor forma de mantener a tus developers motivados; esto siempre y cuando te entreguen resultados en el tiempo y forma acordados. Si no lo hacen, exígeselos y acuerda un ajuste en el esquema de tu pago, es lo justo.

Tu página se irá construyendo como piezas de lego, hasta que esté lista para mudarse a tu dominio final, o el nombre donde se alojará tu sitio web.

Paso VII Validar el producto.

Este paso ocurre en paralelo con el paso VI. Desde el momento en que en que te entreguen la primer parte de tu web, asegúrate de probarla intensivamente. La intención es encontrar errores, validar que la plataforma cumple los objetivos, y corregir el rumbo de ser el caso. Aunque esto es tarea de los testers de la empresa de desarrollo, el que tú busques errores o problemas ayuda a tu proyecto a ser de excelencia. Este el mejor momento para encontrar y corregir errores, no esperes a que esté todo terminado para probar tu portal, ya que eso podría retrasar el lanzamiento de tu página.

Implementación.

Cuando estés satisfecho con los resultados, es hora de que tomes el timón. Si tu página es dinámica, asegurate de entender cómo se actualizan todos los contenidos. Los developers deberán compartirte la documentación que se haya generado: el código fuente, las credenciales para administrar el sitio, y manual de uso de la plataforma o una capacitación si así lo acordaste.

Paso VIII Comprueba que se logren tus metas

En el momento en que recibes tu web ya funcional, es momento de volver al origen de la concepción de tu página. Recupera el listado de requerimientos que hiciste al inicio de esta guía y establece formas de medir los avances de tus obetivos.

Por ejemplo, si una de tus metas fue “Quiero que mis clientes compren virtualmente”, debes medir periódicamente el total de las ventas realizadas de esta forma.  Parece un poco obvio, pero es importante que corroboremos que efectivamente se cumplen nuestros objetivos iniciales.

Medir el cumplimiento de tus metas te orienta hacia el siguiente paso en el mundo del Internet.  Recuerda: cualquier página/plataforma puede mejorarse siempre. Esto va en el sentido de que como dueños siempre desearemos extraer más y más beneficios al uso de la web en nuestra empresa.

Esperamos que esta guía haya sido de utilidad.  ¿tu empresa tiene página web? ¿Cómo fue tu experiencia construyendola?  Si andas con dudas sobre este tema y no tienes developers de cabecera, conocemos a un equipo que puede ayudarte (guiño, guiño).

Leave a Reply