Tag Archives: estereotipos

Las mujeres en la tecnología 2: Input Género Output Tecnología

 

Mujeres trabajando con la máquina Eniac
Mujeres trabajando con la máquina ENIAC

Las mujeres que hacen de la ciencia y la tecnología su campo de trabajo, han arado un terreno difícil: muchas veces enfrentan prejuicios sociales, techos de cristal, acoso laboral, salarios más bajos. Sobre todo han enfrentado sus miedos, abriendo caminos y haciendo lo que aman.

Como destacamos, de los profesionales de ingeniería en México, solo un 19% son mujeres. A pesar de esto, ya hay muchas iniciativas para acortar esta brecha.  Para lograrlo, se han creado movimientos, encuentros y foros que tienen el fin de dar ejemplos, empoderar a las mujeres, propiciar políticas públicas y comprometer a empresas y gobiernos a buscar la paridad de género.

Daniela González y Ana Karen Ramírez, fundadoras de EpicQueen
Daniela González y Ana Karen Ramírez, fundadoras de EpicQueen

En México se han creado iniciativas como EpicQueen, una ONG que incentivan a niñas y a mujeres a involucrarse y crear tecnología, mediante eventos donde tres mujeres modelo de ciencia, tecnología o innovación, comparten sus experiencias a los asistentes. Así también realizan talleres, cursos y code partys en donde participan niñas y jóvenes de distintas partes del país.

Comunidad TechWo en uno de los Chapters
Comunidad TechWo en uno de los Chapters

TechWo es otra iniciativa mexicana, una comunidad formada por hombres y mujeres que mediante una plataforma de conocimiento en informática y computación, propicia que las mujeres participen y se conviertan en generadoras de tecnología. TechWo realiza talleres, conferencias y reuniones sobre los temas más relevantes de tecnología.

 

Y es que las industrias tecnológicas sin mujeres en sus filas, pierde talentos. Por eso es importante que la inclusión y el desarrollo de la creatividad vayan de la mano.

En el ámbito empresarial, la brechas de género a nivel mundial es amplia pero hay buenas noticias en nuestro país. Las mujeres directivas en las empresas de  México han aumentado del 18 al 24% en el 2017.  Además también se registró un descenso en las empresas que no tienen ni una mujer en roles de alto nivel, de 52% a un 38% actualmente. Son cifras alentadoras, sin duda. Y hay mucho que trabajar.

Entrevistamos a Ana José Morales, Gerente corporativo de Redes e Infraestructura en Karisma Resorts and Hotels, para que nos diera su punto de vista siendo ella una mujer directiva en tecnología.

Ana José Morales, Gerente corporativo de Redes e Infraestructura en Karisma Resorts and Hotels
Ana José Morales, Gerente corporativo de Redes e Infraestructura en Karisma Resorts and Hotels

 

Ana comenta que lo primero es encontrar trabajo, ya que en muchos trabajos de tecnología piden aplicantes masculinos, y asevera que “hay una falsa creencia que la mujer no puede cablear, poner antenas, o hacer cosas físicas. Y no han entendido que la tecnología va más allá de cuestiones físicas.”

 

Estas creencias que se asignan a cada género, han propiciado que haya solo un 10% de mujeres especializadas en tecnología, del total de la plantilla laboral, esto de acuerdo a estimaciones de participantes de la industria.

 

Por lo que Ana José es de esas pocas mujeres en México, trabajando en el tema tecnológico y que además tiene un puesto directivo, y le preguntamos qué retos le ha representado llegar allí.

A lo que responde que ha habido mayores retos con sus pares, con sus colegas, e indica: “tengo 2 factores que incomodan a más de uno. Primero soy mujer, segundo tengo 32 años; así que dudan de mi capacidad y experiencia para tomar decisiones. Así que algo que puede presentar un hombre y que le aprueben a la primera, puede costarme el doble para que me lo aprueben a mí.”

 

Esta es una práctica que sucede comúnmente en el ámbito empresarial, cuestionar nuestras capacidades por ser mujeres, pero hay muchas empresas que no impiden el crecimiento de sus directivas, entre ellas Google México, que dirige María Teresa Arnal.

Ana José Morales concluye que no es solo una cuestión de la empresa, sino que es importante revisar el modelo educativo para desarrollar personas, no hombres y mujeres, que si bien no somos iguales y biológicamente tenemos diferencias, esas diferencias hay que usarlas a favor, fortalecerlas y que “sean áreas que nos complementen a poder crecer como sociedad”.

Y precisamente, una sociedad con acceso justo a la educación, a la tecnología, al trabajo bien remunerado será una sociedad próspera, eso contempla la inclusión de las mujeres en todos los aspectos de la economía, la política y por supuesto, el desarrollo científico y tecnológico.

 

En la siguiente entrega, ahondaremos en el ámbito del emprendimiento y el poder femenino, que también contempla el aspecto familiar, el papel que desempeña la tecnología como aliado de las mujeres que son madres trabajadoras.  O revisa nuestra entrega anterior.