Tag Archives: mujeres en la tecnología

Las mujeres y la tecnología: Líder, mujer y mamá 3.0

En las pasadas entregas hemos hablado de los aspectos que determinan la inclusión de las mujeres en la industria tecnológica, y de sus posiciones directivas en el ámbito empresarial.

Ahora presento algunos tópicos alrededor del emprendimiento en las mujeres y como la tecnología ayuda a las mujeres a desempeñar otro aspecto de su vida: La maternidad.

Y es que un aspecto básico que por muchos años separó a las

mompreneur
Mamá emprendedora

mujeres del mercado laboral fue la familia, un rol que ineludiblemente cumple. No solo como madre o como esposa, también como hija, hermana o nuera, tiene responsabilidades de gran peso en la sociedad mexicana. Conciliar la vida laboral con la vida personal siempre ha sido un reto para las madres trabajadoras, sin embargo en este momento, es la tecnología una poderosa herramienta que está contribuyendo a este equilibrio.

Entrevistamos a Berenice Ruiz Becerra, cofundadora de la Startup Mexicana MyCoffeeBox, quien nos habla de su papel de madre y emprendedora.

Berenice MyCoffeeBox
Berenice MyCoffeeBox

MyCoffeeBox es un club de café que vende  café orgánico de productores de Chiapas a través de Internet. Al preguntarle cómo incide la tecnología en su vida nos comenta que los negocios por más tradicionales que sean, tienen que ver con algo de tecnología porque los clientes lo demandan.

También es vital para su día a día, desde coordinar su agenda hasta comunicarse con su equipo de trabajo. Y dice: “desde que soy mamá tengo que organizarme muchísimo mejor y ser muy eficiente en mis tiempos”.

Mamá digital
Mujer digital

Con las herramientas tecnológicas, muchas mujeres pueden administrar mejor sus tiempos y aprovechar cada minuto, trabajar desde casa o estar al pendiente de sus hijos.

Belu
Berenice y Luis Miguel, pareja emprendedora

Berenice Ruiz  y Luis Miguel Coutiño fundaron MyCoffeeBox siendo ya una pareja casada, y decidieron ser padres en un momento crucial del crecimiento de su negocio, lo que implica distintos retos. A lo que Berenice comenta “Estamos creciendo en la parte física de la empresa, pues nuestro mayor reto es poder estandarizar los procesos y poder hacer que el servicio, el trato, el cariño, la calidad que ofrecemos a nuestros clientes aquí en Chiapas pues pueda ser el mismo aquí en Monterrey, en Guadalajara, en Ciudad de México.”

Berenice también comenta del reto de ser padres y hacer crecer su Startup. “Los dos estamos involucrados,estamos casados, vivimos en pareja y somos cofundadores del negocio,  nos ayuda mucho a apoyarnos, en ocasiones está él con nuestra hija, en ocasiones soy yo y nos vamos rolando. Zuri (su hija) va con nosotros a todas partes, puedo organizar mi agenda de acuerdo a sus horarios, a sus tiempos.” De esta forma, Berenice concilia su vida familiar con su vida laboral. Aunque no ha sido fácil, reconoce que ser emprendedora, con todo y sus retos, ha sido una ventaja en un mundo laboral en el que algunas mujeres son corridas de sus trabajos después de ser mamás.

Ya sea emprendiendo, creando negocios o dirigiendo empresas, la fuerza laboral femenina debe incentivarse. El liderazgo femenino en la empresa tiene características que contribuyen favorablemente al desarrollo empresarial.

mujer lider
Liderazgo femenino en la empresa

Según Betina Rama, consultora especializada y autora del libro Liderazgo Femenino, identifica algunas características del mismo:

  • Orientación a las personas
  • Tendencia a la cooperación
  • Capacidad de actuar en muchas direcciones
  • Conducción horizontal
  • Predominio de lo emocional
  • Mayor predisposición al cambio
Mariate
María Teresa Arnal, CEO de Google México

Por lo que no se trata solo de generar espacios en las empresas para mujeres, sino que las empresas se enriquezcan con los aportes del liderazgo femenino, que las instituciones públicas y los centros educativos propicien la inclusión, la variedad de visiones y la flexibilidad para que las mamás trabajadoras tengan mayores oportunidades de desarrollo. Empresas como Google, Facebook o Netflix ofrecen incentivos y mejores condiciones a las mujeres, valorando su vida familiar.

mamá
Mamá emprendedora

Equilibrio es la clave, para balancear la vida laboral con la vida personal, que permita a mujeres y hombres atender sus aspectos laborales y personales, desempeñar los distintos roles, y en este equilibrio la tecnología ha sido una herramienta de gran utilidad.

Equilibrio también es conciliar el liderazgo femenino y el masculino, en favor de una cultura empresarial inclusiva, de fortalecer comunidades y en definitiva borrar las brechas de género nos conducirá a economías más sólidas, más efectivas, más equitativas y, por supuesto, solidarias. Y la clave para llegar a ello es  la tecnología, como herramienta para disminuir las barreras del género, a través de servicios, a través de un mundo digital que no reconoce género, ni raza, ni origen, a través del lenguaje del presente y del futuro, escrito en bits. 

En definitiva las mujeres debemos no solo superar miedos, ataduras culturales, también ser ejemplos para las generaciones siguientes, y con ello en mente, fomentar la inclusión en todos los aspectos de la vida, hermanarnos y compartir experiencias, para que las brechas se acorten y los techos se rompan.

Las mujeres en la tecnología 2: Input Género Output Tecnología

 

Mujeres trabajando con la máquina Eniac
Mujeres trabajando con la máquina ENIAC

Las mujeres que hacen de la ciencia y la tecnología su campo de trabajo, han arado un terreno difícil: muchas veces enfrentan prejuicios sociales, techos de cristal, acoso laboral, salarios más bajos. Sobre todo han enfrentado sus miedos, abriendo caminos y haciendo lo que aman.

Como destacamos, de los profesionales de ingeniería en México, solo un 19% son mujeres. A pesar de esto, ya hay muchas iniciativas para acortar esta brecha.  Para lograrlo, se han creado movimientos, encuentros y foros que tienen el fin de dar ejemplos, empoderar a las mujeres, propiciar políticas públicas y comprometer a empresas y gobiernos a buscar la paridad de género.

Daniela González y Ana Karen Ramírez, fundadoras de EpicQueen
Daniela González y Ana Karen Ramírez, fundadoras de EpicQueen

En México se han creado iniciativas como EpicQueen, una ONG que incentivan a niñas y a mujeres a involucrarse y crear tecnología, mediante eventos donde tres mujeres modelo de ciencia, tecnología o innovación, comparten sus experiencias a los asistentes. Así también realizan talleres, cursos y code partys en donde participan niñas y jóvenes de distintas partes del país.

Comunidad TechWo en uno de los Chapters
Comunidad TechWo en uno de los Chapters

TechWo es otra iniciativa mexicana, una comunidad formada por hombres y mujeres que mediante una plataforma de conocimiento en informática y computación, propicia que las mujeres participen y se conviertan en generadoras de tecnología. TechWo realiza talleres, conferencias y reuniones sobre los temas más relevantes de tecnología.

 

Y es que las industrias tecnológicas sin mujeres en sus filas, pierde talentos. Por eso es importante que la inclusión y el desarrollo de la creatividad vayan de la mano.

En el ámbito empresarial, la brechas de género a nivel mundial es amplia pero hay buenas noticias en nuestro país. Las mujeres directivas en las empresas de  México han aumentado del 18 al 24% en el 2017.  Además también se registró un descenso en las empresas que no tienen ni una mujer en roles de alto nivel, de 52% a un 38% actualmente. Son cifras alentadoras, sin duda. Y hay mucho que trabajar.

Entrevistamos a Ana José Morales, Gerente corporativo de Redes e Infraestructura en Karisma Resorts and Hotels, para que nos diera su punto de vista siendo ella una mujer directiva en tecnología.

Ana José Morales, Gerente corporativo de Redes e Infraestructura en Karisma Resorts and Hotels
Ana José Morales, Gerente corporativo de Redes e Infraestructura en Karisma Resorts and Hotels

 

Ana comenta que lo primero es encontrar trabajo, ya que en muchos trabajos de tecnología piden aplicantes masculinos, y asevera que “hay una falsa creencia que la mujer no puede cablear, poner antenas, o hacer cosas físicas. Y no han entendido que la tecnología va más allá de cuestiones físicas.”

 

Estas creencias que se asignan a cada género, han propiciado que haya solo un 10% de mujeres especializadas en tecnología, del total de la plantilla laboral, esto de acuerdo a estimaciones de participantes de la industria.

 

Por lo que Ana José es de esas pocas mujeres en México, trabajando en el tema tecnológico y que además tiene un puesto directivo, y le preguntamos qué retos le ha representado llegar allí.

A lo que responde que ha habido mayores retos con sus pares, con sus colegas, e indica: “tengo 2 factores que incomodan a más de uno. Primero soy mujer, segundo tengo 32 años; así que dudan de mi capacidad y experiencia para tomar decisiones. Así que algo que puede presentar un hombre y que le aprueben a la primera, puede costarme el doble para que me lo aprueben a mí.”

 

Esta es una práctica que sucede comúnmente en el ámbito empresarial, cuestionar nuestras capacidades por ser mujeres, pero hay muchas empresas que no impiden el crecimiento de sus directivas, entre ellas Google México, que dirige María Teresa Arnal.

Ana José Morales concluye que no es solo una cuestión de la empresa, sino que es importante revisar el modelo educativo para desarrollar personas, no hombres y mujeres, que si bien no somos iguales y biológicamente tenemos diferencias, esas diferencias hay que usarlas a favor, fortalecerlas y que “sean áreas que nos complementen a poder crecer como sociedad”.

Y precisamente, una sociedad con acceso justo a la educación, a la tecnología, al trabajo bien remunerado será una sociedad próspera, eso contempla la inclusión de las mujeres en todos los aspectos de la economía, la política y por supuesto, el desarrollo científico y tecnológico.

 

En la siguiente entrega, ahondaremos en el ámbito del emprendimiento y el poder femenino, que también contempla el aspecto familiar, el papel que desempeña la tecnología como aliado de las mujeres que son madres trabajadoras.  O revisa nuestra entrega anterior.

Las mujeres en la tecnología 1: cerrando brechas digitales

Desigualdad causa brecha de género
Desigualdad causa brecha de género

Sabemos que en México, país de desigualdades y contrastes, ser mujer no es fácil.  La brecha de género es un problema trasversal en todos los aspectos de la vida diaria, acentuada en particular en nuestro país, pero no exclusiva de los países “en desarrollo”; incluso los países que tienen los mayores indices de avance en tecnología sufren este problema.  En IMPORTARE.MX decidimos abordar este tema desde la perspectiva de la tecnología, para reflexionar y escuchar diversos enfoques sobre el tema que ayuden a comprender mejor la problemática.

Niña en la escuela
Niña en la escuela

Las mujeres en México pueden ver condicionado su acceso a la tecnología por 4 factores: de género o por ser mujer; de clase o por ser pobre; de nivel de estudios o por ser analfabeta; y de edad o por ser vieja.

Para contextualizar, encontramos una cifra básica: el acceso a internet en México.

Según datos del INEGI de 2016, el 59.5% de los mexicanos cuenta con acceso a internet, de acuerdo a la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de las Tecnologías de la Información en los Hogares (ENDUTIH) y, por primera vez, las mujeres superaron a los hombres en el uso del internet con 51.5% desde las computadoras y 51% desde teléfonos celulares.  Estas cifras son proporcionales a la cantidad de habitantes mujeres en México, que es de 51.4 %, mientras que los hombres representan el 48.6% de habitantes.  Lo relevante de esta similitud entre índices, es que es la primera vez que se refleja un acceso equitativo a la red en el país. 

Los afectados por la brecha digital son esos 4 de cada 10 mexicanos que no cuentan con acceso a internet, muy similar a las proporciones de mayor pobreza y marginación nacional.

Mujeres latinas programadoras
Mujeres latinas programadoras

Pero dónde la brecha digital y la de género están más relacionadas entre sí,  es en el factor educativo y cultural, que crea una diferencia en la crianza que reciben las mujeres desde el seno familiar, social e institucional de nuestro país. 

Pese a los esfuerzos y las leyes que propician la educación universal, muchas niñas y jóvenes no llegan a completar sus estudios.  Aunque el acceso a la tecnología en los jóvenes es equitativo, aún hay muchos prejuicios, miedos y señalamientos que hacen que sólo un poco porcentaje de mujeres estudien en las ramas de la ciencia y tecnología.  Según datos de la ANUIES del periodo 2014 – 2015, tres de cada diez mujeres que estudian, lo hacen en campos de computación, ingeniería, manufactura y construcción. Siguen pesando algunos conceptos como que las mujeres no son buenas para las ingenierías. Esto se refleja en que solo el 19% de los profesionales de ingeniería, registrados por la Encuesta nacional de Ocupación y empleo, son mujeres.

Diana Rodríguez, Gerente de programas de Innovación para la CANIETI
Diana Rodríguez, Gerente de programas de Innovación para la CANIETI

A pesar de las adversidades, las mujeres han ido ganando espacios en el ámbito de la tecnología nacional, como Diana Rodríguez, actual Gerente de programas de Innovación de CANIETI Occidente (Cámara Nacional de  la Industria de Electrónica, de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información).  Nos entrevistamos con ella para que nos compartiera su punto de vista sobre este tema.

Al preguntarle cuales son los retos para que las mujeres usen y desarrollen tecnología, comenta que el principal problema es “la poca orientación con la que contamos.  No sabemos que aunque yo sea mujer, puedo desarrollarme en una carrera profesional en temas vinculados a la tecnología, como desarrollo e implementación, y eso parte desde la escuela, desde la casa, desde nosotras mismas que no estamos acostumbradas a pensar que yo me puedo convertir en una ingeniera”.

Los mismos condicionamientos sociales muchas veces desaniman a las mujeres para estudiar estas profesiones, tradicionalmente asociadas a los hombres.  Diana Rodríguez opina que “No veo por qué la tecnología tenga que pintarse de rosa o azul, hay muchísimas invenciones tecnológicas alrededor del mundo que han sido creadas o desarrolladas por mujeres”. 

Debemos reflexionar qué estamos haciendo hoy para propiciar condiciones más justas y equitativas en nuestro país y en el mundo.  Empecemos combatiendo los estereotipos sociales y de género.  Dejemos atrás creencias como que las niñas solo deben de jugar con muñecas, y los niños con carritos, o que las madres tienen que elegir entre su carrera y su familia cuando es una tarea compartida.  Los hombres no son mejores que las mujeres con los números.

desigualdad de género
En México, las mujeres ganan 30% que los hombres

No hay lugar para la luchar entre géneros, vivimos un momento crítico.  La supervivencia de nuestro mundo es cada vez más complicada, pasando por problemas de desigualdad económica y cambio climático.  Para eso se necesitan de las plenas capacidades y potencialidades de ambos sexos, derrumbando paradigmas y techos de cristal, trabajando juntos, pero en condiciones equitativas.  Es ahí donde hay otro gran obstáculo:  Las mujeres en México ganan en promedio, 30% menos que los hombres, sea cual sea su puesto, y aún hay pocas mujeres directivas en las empresas de este país.

En la siguiente entrega ahondaremos sobre la brecha de género en el ámbito laboral y de emprendimiento de nuestro país, para seguir explorando esta problemática con un enfoque de tecnología.

Para Importare, Oriana Meléndez Altúzar.