la-tecnologia-en-chiapas

Tecnología en Chiapas: La visión de Importare

Chiapas es tierra de naturaleza indómita y oportunidades vastas, sobre todo, en tecnología.

mapa chis
mapa chis

Cuando usted querido lector, abrió este blog, se hizo ciertas expectativas en su cabeza. Tal vez una idea se hizo fuerte en su mente. ¿Qué tiene Chiapas que ver con la tecnología? ¿Porqué invertir en ello? Pues bien, IMPORTARE.MX surge de la inquietud de tres emprendedores que, si bien nos formamos fuera del estado, crecimos en Chiapas, por lo que hay una razón emotiva.  Pero como emprendedores nos motivamos al descubrir las potencialidades en este lugar, que a pesar de ser uno de los estados más rezagados en educación, infraestructura y desarrollo humano, cuenta con 8 universidades públicas que están generando investigación, desarrollo y nuevas tecnologías.  Eso es precisamente algo de lo que estamos conscientes; hay mucho capital humano bien educado, que puede emplearse en el desarrollo de tecnologías, en particular, software.

importare
Socios Importare

Pero… ¿dónde está parado México en el campo de las tecnologías de la información y comunicación? Hay varios factores que determinan el espacio que nuestro país ocupa, por ello es importante comparar con lo que sucede a nivel mundial.

Según International Data Consulting (IDC), empresa dedicada a analizar y predecir tendencias tecnológicas mundiales, el mercado de las TICs en México creció un 6.3% durante 2015.  Pero para lo que llevamos de 2017, este panorama alentador se ralentizó con la llegada de Trump al poder en el vecino del norte. Se estima que este año, 2017, el sector de TIC en México crezca sólo un 3%, según la consultora IDC. Pero esto no desalienta, ya que el sector seguirá estable. 

Alumnos en la incubadora de la UNACH
Alumnos en la incubadora de la UNACH

Mientras que comparado con otros países de Latinoamérica, México es considerado como un país atractivo para las inversiones. En investigación científica e innovación, tenemos algunas áreas en las que destacamos internacionalmente, pero la mayoría de la investigación surge de la Academia y Universidades. Con respecto a la infraestructura, tenemos una distribución heterogénea: la extensión y geografía de nuestro territorio ha generado zonas con un alto desarrollo tecnológico mientras que otras han quedado atrás.  Partamos que la infraestructura de los estados del norte no es la misma que la de los del sur. De hecho, en 2011 el desarrollo tecnológico y la innovación se concentraba solo en 4 estados principalmente, Ciudad de México, Estado de México, Jalisco y Nuevo León, y más recientemente, Querétaro comienza a destacar. 

Como siempre, Chiapas estaba al final de esta lista, con oportunidades para la investigación científica pero sin infraestructura para realizarla. Esta es una de las razones por la que empresas como Importare decidieron invertir en el estado. Hay una fuerza grande en  apostarle a lo que parece imposible, hay una pasión por hacer que granitos de arena se conviertan en mares, hacer de Chiapas un polo de desarrollo es posible: creyendo, actuando, trabajando, cooperando, incentivando y creando.

Importare nació para crear oportunidades en un lugar donde pocos apuestan a la tecnología, con la visión de atraer proyectos de otras partes del país para crear derrama económica donde hace falta. Y es que en México aún hay poca legislación en materia tecnológica, por ejemplo en materia de Fin Tech o tecnologías aplicadas al sector financiero, lo cual crea una ventaja de crecimiento a diferencia de los mercados desarrollados, donde ya todo está regulado. Al crecer el mercado tecnológico, al crecer la innovación social que muchos emprendimientos y startups están generando, se propicia cerrar la brecha digital. 

Importare busca la profesionalización de su capital humano, conscientes de que el aprendizaje constante es una fortaleza. También  contribuye a incrementar el nivel de los profesionales de TI, que año con año egresan de diversas universidades del estado, sin experiencia, y con pocas posibilidades de trabajar en proyectos grandes a no ser de que empresas como Importare los incluyan en sus filas. Esto evita que los profesionales tengan que migrar a otras ciudades, que se fortalezca el ámbito local y desarrolla la economía naranja o economía creativa.

Los retos como emprendedores son muchos, y aunque sea con pequeños pasos, Importare forma parte de un movimiento, de un cambio: el incipiente ecosistema emprendedor de Chiapas, cada vez más consolidado, un cluster de tecnología (ClusterTI), comunidades tecnológicas como Jumpstart Chiapas y varias incubadoras de empresas (Genera UNICACH,  Incubadora de UPChiapas), una aceleradora de empresas como ENDEAVOR,  que aunadas a la labor de las Universidades y, sobre todo, al talento que de dichas casas salen, van pintando un mejor futuro para nuestro estado.   Amamos a Chiapas, y por eso apostamos por un futuro donde podamos permanecer como profesionales exitosos, que ofrezca opotunidades a todos los que no la tienen, uno sin brechas tecnologícas ni económicas.

Leave a Reply